jueves, 20 de septiembre de 2012

REY JORGE V DEL REINO UNIDO.

Jorge de Sajonia-Coburgo y Gotha. Jorge Windsor. Nació el 03 de junio de 1865 en Marlborough House, Londres. Hijo de Eduardo, Príncipe de Gales, y de la Princesa Alexandra de Dinamarca. A su nacimiento fue creado Su Alteza Real el Príncipe Jorge de Gales. Como hijo menor del Príncipe de Gales, había pocas esperanzas de que Jorge se convirtiera en Rey. Jorge era sólo 17 meses más joven que Alberto Víctor, por lo que ambos Príncipes fueron educados juntos. En 1879, los hermanos recorrieron las colonias del imperio británico en el Caribe, África del Sur y Australia, visitando Norfolk, Virginia, así como América del Sur, el Mediterráneo, Egipto y Asia Oriental. Como un joven destinado a servir en la marina de guerra, el Príncipe sirvió por muchos años bajo el mando de su tío, el Príncipe Alfredo, Duque de Edimburgo, que estaba destinado en Malta. Allí creció y se enamoró de su prima, María de Edimburgo. Su abuela, padre y tío aprobaron el partido, pero las madres, la Princesa de Gales y la Duquesa de Edimburgo, se opusieron. La Princesa de Gales pensaba que la familia era demasiado pro-alemán, y la Duquesa de Edimburgo sentía desagrado por Inglaterra. Aconsejada por su madre, María rechazó la propuesta de Jorge y se casó con Fernando, Príncipe Heredero de Rumania, en 1893. En noviembre de 1891, el hermano mayor de Jorge, Alberto Víctor, se comprometió con la Princesa María Victoria de Teck, hija del Príncipe Francisco, Duque de Teck, y de la Princesa María Adelaida de Cambridge. Seis semanas después, Alberto Víctor murió de neumonía, dejando a Jorge en segundo lugar en la línea al trono. Jorge acababa de recuperarse de una fiebre tifoidea, la enfermedad que se cree había matado a su abuelo, el Príncipe Alberto. La Reina Victoria seguía considerando a la Princesa May como una pareja adecuada para su otro nieto. Jorge y María se casaron el 06 de julio de 1893 en la Capilla Real del Palacio de St. James, en Londres. La muerte de su hermano mayor, puso fin a la carrera naval de Jorge. Fue creado Duque de York, Conde de Inverness y Barón Killarney por la Reina Victoria el 24 de mayo de 1892. Los Duques de York vivieron principalmente en la cabaña de York, una casa relativamente pequeña en Sandringham, Norfolk, donde su forma de vida era igual a la de una cómoda familia de clase media en lugar de la realeza. De dicho matrimonio nacieron seis hijos: Eduardo VIII, casado con Wallis Simpson; Jorge VI, casado con Lady Isabel Bowes-Lyon; María, Princesa Real, casada con Enrique Lascelles, Conde de Harewood; Príncipe Enrique, Duque de Gloucester, casada con Lady Alicia Montagu Duglas Scott; Príncipe Jorge, Duque de Kent, casado con la Princesa Marina de Grecia y Dinamarca; y el Príncipe Juan. Como Duques de York, la pareja llevó a cabo una amplia variedad de funciones públicas. A la muerte de la Reina Victoria, el 22 de enero de 1901, el padre de Jorge ascendió al trono como el Rey Eduardo VII. Jorge heredó los títulos de Duque de Cornualles y Duque de Rothesay. En 1901, Jorge y María realizaron una gira por el Imperio Británico. Su gira incluyó Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda, Canadá, y la colonia de Terranova. El 09 de noviembre de 1901, Jorge fue creado el Príncipe de Gales y Conde de Chester. De noviembre de 1905 a marzo de 1906, la pareja recorrió la India británica y posteriormente viajaron a España para la boda del Rey Alfonso XIII con Victoria Eugenia de Battenberg. Una semana después de regresar a Gran Bretaña, viajaron a Noruega para la coronación del Rey Haakon VII y la Princesa Maud de Inglaterra. El 06 de mayo de 1910, el Rey Eduardo VII murió, y Jorge se convirtió en Rey. La coronación de los nuevos Reyes tuvo lugar en la Abadía de Westminster el 22 de junio de 1911. Jorge heredó el trono en un momento políticamente turbulento. De 1914 a 1918, Gran Bretaña estuvo en guerra con Alemania. El Kaiser alemán Guillermo II, era primo hermano del Rey. El 17 de julio de 1917, Jorge cambió el nombre de la casa real de Sajonia-Coburgo y Gotha a la Casa de Windsor. Él y toda su familia británica renunciaron a sus títulos y tratamientos alemanes, y adoptaron apellidos, títulos y tratamientos británicos. Cuando el Zar Nicolás II de Rusia, primo hermano de Jorge, fue derrocado en la revolución rusa de 1917, el gobierno británico ofreció asilo al Zar y su familia, pero posteriormente por temor a una revolución en el Reino, la presencia de la familia real rusa parecía inapropiado. El Zar y su familia permanecieron en Rusia, donde fueron asesinados por los bolcheviques en 1918. Al año siguiente, la madre de Nicolás, María Feodorovna, y otros miembros de la familia imperial de Rusia fueron rescatados de la guerra desde Crimea por buques británicos. Dos meses después del final de la guerra, el hijo menor del Rey, Juan, murió a la edad de 13 años tras una vida de mala salud. En mayo de 1922, el Rey visitó Bélgica y el norte de Francia, visitando los cementerios de la Gran Guerra y los monumentos construidos por el Imperial War Graves Commission. El evento fue descrito en un poema, Peregrinación del Rey de Rudyard Kipling. Esta gira y una breve visita a Italia en 1923, fueron las únicas salidas del Rey luego de la guerra. Antes de la Primera Guerra Mundial, la mayor parte de Europa estaba gobernada por Monarcas emparentados con Jorge, sin embargo, luego de la guerra, las monarquías de Austria, Alemania, Grecia y España, al igual que Rusia, desaparecieron. La monarquía griega fue restaurada de nuevo poco antes de la muerte de Jorge. La agitación política en Irlanda continuó con los nacionalistas luchando por la independencia. Las negociaciones entre Gran Bretaña y los separatistas irlandeses llevaron a la firma del Tratado Anglo-Irlandés. A finales de 1922, Irlanda se dividió, y el Estado Libre de Irlanda se estableció. En 1932, Jorge accedió a dar un discurso real de Navidad en la radio, que se convirtió en un evento anual a partir de entonces. Estaba preocupado por la llegada al poder en 1933 de Adolf Hitler y los nazis en Alemania. La Relación de Jorge con su hijo mayor y heredero, Eduardo, se deterioró en los últimos años. El Rey estaba decepcionado por el fracaso de Eduardo para establecerse en la vida y horrorizado por sus muchas aventuras amorosas con mujeres casadas. Por el contrario, le gustaba su segundo hijo, el Príncipe Alberto, futuro Jorge VI. La Primera Guerra Mundial afectó negativamente la salud del Rey: fue herido gravemente el 28 de octubre de 1915 al ser arrojado de su caballo en una revisión de tropas en Francia, y su tabaquismo intenso exacerbó los problemas recurrentes de respiración. Sufría de enfermedad pulmonar obstructiva crónica y pleuresía. En 1925, siguiendo instrucciones de sus médicos, fue enviado a regañadientes a un crucero privado recuperativo en el Mediterráneo. En noviembre de 1928, cayó gravemente enfermo de septicemia, y durante los próximos dos años, su hijo Eduardo se hizo cargo de muchas de sus funciones. Jorge nunca se recuperó. En su último año, se le administraba oxígeno de vez en cuando. El Rey Eduardo VII murió el 20 de enero de 1936, a los 70 años de edad. Fue sepultado en la capilla de San Jorge, el Castillo de Windsor.