sábado, 8 de septiembre de 2012

GRAN DUQUESA MARIA DE RUSIA. DUQUESA CONSORTE DE EDIMBURGO Y DE SAJONIA COBURGO Y GOTHA.

María Alexandrovna Romanova. Nació el 17 de octubre de 1853 en Tsarskoye Selo, Rusia. Hija del Emperador Alejandro II Nicolaevich de Rusia y de la Princesa María de Hesse y del Rhin. Fue tía del Zar Nicolás II Alexandovich de Rusia, que fue asesinado en 1918. Su hermano, el Gran Duque Sergei Alexandrovich de Rusia fue asesinado en Moscú en 1905, y otro hermano, el Gran Duque Pablo Alexandrovich de Rusia fue asesinado en San Petersburgo en 1919. La Gran Duquesa María fue presentada al Príncipe Alfredo, Duque de Edimburgo, segundo hijo de la Reina Victoria I y del Príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo y Gotha, durante unas vacaciones familiares en Dinamarca en 1871. La pareja se casó el 23 de enero de 1874 en el Palacio de Invierno, San Petersburgo. El Duque y la Duquesa de Edimburgo hicieron su entrada pública en Londres el 12 de marzo. El matrimonio, sin embargo, no fue del todo feliz, en gran parte por la altivez que María tenía sobre la sociedad londinense. Por otra parte, la insistencia Zar Alejandro II de que su hija debía utilizar el tratamiento de "Su Alteza Imperial" y tener precedencia sobre la entonces Princesa de Gales enfureció a la Reina Victoria. La Reina insistió en que el tratamiento sería de "Su Alteza Real" María Alexandrovna. Por su parte, la nueva Duquesa de Edimburgo al parecer se quejaba del hecho de que la Princesa de Gales, que era la hija del Rey de Dinamarca, tuviera precedencia sobre ella, la hija del Emperador de Rusia. Tras la boda, María hacía referencia a si misma de variada forma, Su Alteza Real, Su Alteza Real e Imperial, y Su Alteza Imperial y Real. La Reina Victoria le otorgó precedencia inmediatamente después de la Princesa de Gales. Su padre le dio la suma asombrosa de 100.000 libras como dote, más una asignación anual de £ 28.000. De dicho matrimonio nacieron seis hijos: el Príncipe Alfredo; la Princesa María, casada con el Rey Fernando I de Rumania; la Princesa Victoria Melita, casada con el Gran Duque Ernesto de Hesse y del Rhin y posteriormente con el Gran Duque Kirill Vladimirovich de Rusia; la Princesa Alejandra, casada con Ernesto II, Príncipe de Hohenlohe-Langenburg; niño nacido muerto; y la Princesa Beatriz, casada con Don Alfonso, Infante de España, Duque de Galliera. Tras la muerte de su tío, Ernesto II, Duque de Sajonia-Coburgo y Gotha, el 22 de agosto de 1893, el Ducado vacante cayó en el Duque de Edimburgo, ya que su hermano mayor, el Príncipe de Gales había renunciado a su derecho a la sucesión. Tras la ascensión de su marido al trono ducal, la Gran Duquesa María Alexandrovna se convirtió en Duquesa de Sajonia-Coburgo y Gotha, además de ser Duquesa de Edimburgo. Ella disfrutaba mucho estando en Coburgo, ya que siempre anhelaba salir de Inglaterra. Como la consorte de un soberano Duque alemán, técnicamente superó a sus cuñadas en las celebraciones de diamante de la Reina Victoria. El único hijo varón de la pareja, el Príncipe Heredero Alfredo, se vio envuelto en un escándalo que involucró a su amante y se disparó un tiro en enero de 1899, en medio las celebraciones de los 25 años de casado de sus padres. El joven sobrevivió, pero sus padres avergonzados lo enviaron a Meran para recuperarse, donde murió dos semanas más tarde, el 06 de febrero. El Duque de Sajonia-Coburgo y Gotha murió de cáncer de garganta el 30 de julio de 1900 en El Rosenau en Coburgo. El trono Ducal pasó a su sobrino, el Príncipe Carlos Eduardo, Duque de Albany. La Duquesa de Sajonia-Coburgo y Gotha siguió residiendo en Coburgo. María Alexandrovna murió el 24 de octubre de 1920 en Zürich, Suiza, a los 67 años de edad. Fue sepultada en el cementerio de la familia Ducal a las fueras de Coburgo. De sus cuatro hijas, la Reina de Rumania tuvo prohibido asistir o viajar a causa de la guerra reciente con Alemania, en la que Alemania y Rumania habían luchado en bandos opuestos.